En el desarrollo de cualquier concurso hípico, es de vital importancia a todos los involucrados en este deporte ecuestre, adherirse a su código de conducta. Por nuestra parte, en Zaragoza Hípica nos acogemos al código de conducta que establece la FEI, tanto en nuestro calendario de competiciones, como en nuestro día a día en la Hípica, procurando por encima de todo, el máximo bienestar de los caballos.

Zaragoza Hípica se reserva el derecho a sancionar/amonestar a todo aquel que incumpla alguno de los puntos establecidos a continuación.

 

El bienestar de caballo

Además de cumplir el código de conducta, hay que reconocer y aceptar que en todo momento el bienestar del caballo es primordial, tanto en su entrenamiento como en su preparación, y nunca debe estar subordinado, bajo ningún concepto, a influencias competitivas o comerciales.

 

Buen manejo

Tanto en el entrenamiento, como en la alimentación y la estabulación, deben de ser compatibles con el buen manejo del caballo, evitando siempre comprometer su bienestar.  Nunca se tolerará cualquier acción que pueda causar sufrimiento físico o mental, dentro o fuera de la competición al caballo.

 

Métodos de entrenamiento

Cualquier tipo de entrenamiento debe ajustarse al nivel de madurez del caballo y a sus capacidades físicas, evitando ser sometidos a métodos de entrenamientos abusivos, provocándoles miedo.

 

Herraje y equipo

Tanto el cuidado de los cascos como su herraje tienen que ser de un nivel alto en cuanto a importancia y cuidado. El equipo debe de estas siempre bien colocado y cuidado para evitar el riesgo de dolor o lesión.

Herraje equipo

 

El transporte

Durante el transporte, los caballos deben de estar bien protegidos lesiones y otros riesgos para salvaguardar su salud. Todos los vehículos de transporte deben de ser bien seguros y bien ventilados, con su respectivo mantenimiento al día, desinfectados con regularidad y llevando siempre un cuidado extremo en su conducción.

Transporte caballos

Transporte en viajes

Los transportes de larga duración, deben de ser planeados cuidadosamente, permitiendo a los caballos un periodo de descanso regular y con acceso a comida y agua, siguiendo las directrices actuales que marca la RFHE.

 

Estado de los competidores

Tanto los caballos como los jinetes y amazonas competidores deben estar bien preparados, en buena forma física, ser competentes y gozar de buena salud antes de que se les permita competir.

Estado competidores

 

Buena condición física y estado de salud

La participación en cualquier competición estará totalmente restringida a todos aquellos caballos, jinetes y amazonas de nivel insuficiente para ello.

Aquellos caballos que presenten síntomas de enfermedad, cojera, o algún aspecto clínico pre-existente, no podrá competir o seguir compitiendo, siempre y cuando suponga un peligro para su bienestar. Siempre hay que buscar asesoramiento de un veterinario cuando haya alguna duda al respecto.

 

Dopaje y medicación

No está permitido bajo ningún concepto, el uso del dopaje o el abuso de los medicamentos, ya que va totalmente en contra del bienestar y la salud del caballo. Tras cualquier tratamiento veterinario, debe de haber transcurrido el suficiente tiempo que permita bien su buena y pronta recuperación antes de volver a competir.

 

Procedimientos quirúrgicos

No se permite cualquier tipo de procedimiento quirúrgico que amenace el bienestar y la salud de los caballos que compiten o comprometa la salud de otros caballos y/o jinetes y amazonas.

 

Yeguas preñadas o recién paridas

Las yeguas que estén embarazas, no deben competir a partir de su cuarto mes de embarazo o con su potro de rastra.

Yeguas preñadas

 

Los concursos no pueden afectar al bienestar del caballo

Un concurso de saltos de obstáculos, es un acontecimiento deportivo donde el caballo y el jinete se convierten en uno, donde desarrollan toda su destreza y sincronización, disfrutando del recorrido e intentando hacerlo lo mejor posible dentro de una serie de normas, jamás abusando de las capacidades del caballo, poniendo en riesgo su salud y bienestar.

 

Zonas de concurso

Los caballos solo pueden y deben de entrenar en zonas y superficies adecuadas, seguras y destinadas para ello. Todos los obstáculos estarán pensados y diseñados teniendo en mente la seguridad del caballo en todo momento.

Zonas concurso

 

Superficies

Todas las superficies de tierra por donde los caballos paseen, entrenen o compitan, estarán diseñadas, y requerirán de un mantenimiento constante, prestando especial atención y haciendo especial hincapié a la preparación, la composición y mantenimiento de las mismas, para reducir los factores que podrían provocar posibles lesiones al caballo.

 

Condiciones meteorológicas

Los concursos no se disputarán cuando las condiciones climatológicas sean extremas, y la seguridad y el bienestar de los caballos, pueda verse comprometida. En el caso de calor y/o humedad, es necesario disponer de las condiciones necesarias para refrescar a los caballos que compiten.

 

Boxes en los concursos

Las cuadras/boxes siempre serán seguras, higiénicas, cómodas y tendrán que estar bien ventiladas además de contar con el tamaño suficiente. La alimentación de los caballos, a la vez que sus camas, serán de buena calidad y estarán siempre limpias, disponiendo de agua potable y de duchas.

 

Condiciones para viajar

Después de una competición, para que el caballo pueda viajar, deberá de estar siempre en plenas condiciones para ello, en conformidad siempre con las directrices que marca la RFHE.

 

Atención adecuada para los caballos

Es de vital importancia hacer todos los esfuerzos que sean necesarios para asegurar que los caballos tengan y reciban la atención adecuada antes y sobre todo después de la competición, y tratados con la mayor humanidad una vez hayan terminado su recorrido.

 

Tratamiento veterinario

La presencia de los veterinarios en los concurso siempre debe de estar disponible en la celebración de un concurso. En el caso de que un caballo estuviera herido y/o agotado durante una competición, el jinete y/o amazona deben desmontar y para la supervisión del estado del caballo.

Tratamiento veterinario

 

Centros de referencias

En el caso que sea necesario, el caballo debe ser transportado en ambulancia a un centro veterinario para su evaluación y posible tratamiento. En el caso de que los caballos estén heridos, deberán de recibir el tratamiento y cura necesario antes de su traslado y transporte.

 

Las lesiones en la competición

Las lesiones sufridas en el concurso, deben de ser controladas. Las condiciones del suelo y la frecuencia de competiciones y otros factores que puedan poner en riesgo al caballo, serán examinados con especial cuidado para minimizar el riesgo de futuras posibles lesiones a otros caballos.

 

La eutanasia

En el caso de que las lesiones sufridas en el transcurso de un concurso sean de tal gravedad que el caballo tuviera que ser sacrificado, se llevará a cabo por un veterinario, tan rápido y pronto sea posible, con el único objetivo y fin de minimizar el sufrimiento del caballo.

 

La jubilación

Cuando se retire de la competición a un caballo, se harán todos los esfuerzos posibles para asegurar y salvaguardar el buen trato y cuidado que se han ganado.

 

En Zaragoza Hípica, siguiendo las indicaciones de la FEI, alcanzamos el más alto nivel posible, en formar a nuestros alumnos dentro de las áreas dedicadas al cuidado y manejo del caballo dentro de la competición.