​Tanto si ya montas a caballo como si aún no has descubierto este magnífico deporte, en Zaragoza Hípica queremos compartir contigo una información muy valiosa que no te dejará indiferente. Te hablamos sobre los múltiples beneficios de la equinoterapia.

La equinoterapia se basa en conseguir ayudar a las personas a través de la práctica de la hípica, en la que el caballo se posiciona como un apoyo para conseguir mejorar diferentes aspectos físicos o psicológicos; y tanto en niños como en adultos.

Por ejemplo, gracias a la terapia con caballos, se pueden mejorar trastornos del comportamiento, o en personas con discapacidad física o psíquica. Aunque por supuesto, ofrece muchos aspectos positivos a personas que no sufren ningún problema ni físico ni psicológico.

Y por ello, queremos que conozcas todas las ventajas de montar a caballo. Nuestro objetivo es aportarte información de valor que te pueda servir para mejorar tu calidad de vida y la de los que te rodean; ya sean familiares, amigos, o cualquier persona de tu círculo que lo necesite.

Ayuda a mejorar la concentración

Está demostrado que la equinoterapia ayuda a mejorar la concentración, y es que, durante una sesión de esta técnica se propone un recorrido con ciertos obstáculos que el niño o adulto tendrá que realizar con máximo cuidado y precaución; favoreciendo que ponga todos sus esfuerzos en dicha tarea y logre realizarla con éxito.

Estimulación corporal y sensorial

También se consigue una estimulación corporal y sensorial, por ello está indicado para personas que sufren algún tipo de trastorno de origen físico o psíquico; por ejemplo en niños o niñas que tienen ciertos obstáculos para integrarse y socializarse. Y además es la equinoterapia es uno de los mejores métodos para la estimulación temprana.

Alivia el estrés

Las personas que reciben una sesión de equinoterapia aprecian cómo se alivia el estrés, pues en el momento de estar junto al caballo y realizar las distintas actividades diseñadas por un terapeuta experto, la mente y el cuerpo de liberan y se genera una sensación de relajación única.

la equinoterapia alivia el estrés

Contribuye a mejorar la autoconfianza

Otro de los grandes beneficios de la equinoterapia es que contribuye a mejorar la autoconfianza, tanto en niños con o sin problemas de conducta o psicológicos y/o físicos, como en personas adultas.

Al superar con éxito el recorrido de obstáculos o el paseo a caballo durante el que se aprende a dar indicaciones al caballo para dirigirle, se gana una mayor confianza y seguridad en uno mismo.

Mejora la psicomotricidad

Diversos estudios han demostrado que la equinoterapia mejora la psicomotricidad en niños y personas con discapacidad. Porque montar a caballo permite que se lleve a cabo una estimulación de los músculos y de las articulaciones del cuerpo, debido al movimiento tridimensional que genera en el caballo.

Contribuye a mejorar el equilibrio y la coordinación

Otro de los aspectos fundamentales que se trabaja en las sesiones de equinoterapia se contribuye a mejorar del equilibrio de la coordinación. El equinoterapeuta diseña sesiones personalizadas para cada persona, pero en todas ellas se trabaja el trote, sirviendo éste como un medio para transmitir tranquilidad y sensaciones agradables, y con el movimiento del paso del caballo se trabaja la pelvis tanto hacia delante, como hacia los lados y hacia atrás.

Mantiene el cuerpo en forma y ayuda a fortalecer el tono muscular

La equinoterapia es perfecta para mantener una vida sana y activa, pues mantiene el cuerpo en forma y ayuda a fortalecer el tono muscular. No sólo ayuda a mantener una postura correcta, sino que los músculos se trabajan y se incrementa la fuerza y la destreza. Es muy beneficioso en niños con discapacidades físicas, y permite apreciar grandes mejoras en su calidad de vida.

Ayuda a mejorar la comunicación verbal y no verbal

La equinoterapia ayuda a mejorar la comunicación verbal y no verbal. Los niños y adultos con discapacidad aprenden a comunicarse con el caballo, creándose una relación muy bonita y generando experiencias únicas que les llenan de emoción y felicidad. Se aprende a domar al animal y darle indicaciones, y eso a su vez provoca que el niño o el adulto necesiten comunicarse tanto con el caballo como con el equinoterapeuta.

 

Ya conoces los beneficios de la equinoterapia. El caballo es un animal muy noble, y esa nobleza es transmitida a las personas. Es muy importante que las sesiones estén diseñadas y dirigidas por terapeutas especializados para conseguir los mejores resultados. Contacta con el equipo de Zaragoza Hípica; te ayudaremos.

Pin It on Pinterest

Share This